Una larga trayectoria

Una larga trayectoria

  La Biblioteca Pública Provincial de Guadalajara ha recorrido un largo camino histórico para llegar hasta lo que es hoy.  

    La Biblioteca Pública Provincial de Guadalajara nació el 6 de marzo de 1837, creada por la Diputación Provincial para recoger, organizar y ofrecer los libros procedentes de los Conventos antiguos amortizados, y de la Universidad de Sigüenza. Se localizó en las dependencias de la Diputación Provincial (que inicialmente estuvo en el antiguo convento de la Piedad).

  En 1841 se abrió al público, colocándose sus fondos en dependencias de ese mismo convento desamortizado, donde a continuación se creó el Instituto de Enseñanza Media.

En 1864 se fundieron ambas bibliotecas; la Pública Provincial y la del Instituto.

    Hubo que esperar a que el 7 de enero de 1938 se creara oficialmente esta Biblioteca datada de un bibliotecario, un funcionario auxiliar, y un cartel sobre la puerta, en el portalón de entrada al viejo Instituto.

     Tras las tareas de restauración del Palacio de los duques del Infantado,  en 1972 se trasladó la Biblioteca Pública, junto con otros espacios culturales, a dicho edificio, que se erigió en centro de la vida cultural de Guadalajara.

 Finalmente, en 2004, la Biblioteca se trasladó al Palacio de los Dávalos, recuperado al efecto. El traslado culminó en una mañana del verano de ese año, con una cadena humana que transportó los últimos 1.001 libros de mano en mano, de un palacio al otro. Hoy la biblioteca “de Dávalos” se constituye en eje de la cultura y la convivencia ciudadana.

Haz clic aquí para leer completo el artículo que le dedicó el periódico “El País” a nuestra Biblioteca cuando se hizo el traslado al Palacio de Dávalos: goo.gl/GTQmUC